Tratamos a
  • Disfruta consiguiendo eso que deseas o eliminando eso que te molesta

    Apoyados por múltiples investigaciones, te ofrecemos el uso en paralelo, del más completo y eficaz conjunto de Técnicas y Terapias (fisiológicas, psicológicas, emocionales, etc.), para agilizar la consecución de tus objetivos y necesidades en un corto espacio de tiempo (terapia breve). Nuestros principales servicios son:

Tratamos a

El objetivo que tiene la terapia familiar es mejorar las relaciones y comunicación de un grupo familiar observando su comportamiento como un todo, como un sistema.

Las situaciones en las que la terapia familiar está especialmente indicada es:

  • Berrinches y rabietas en los niños
  • Proceso de separación de los padres
  • Dificultades de comunicación
  • Conducta desobediente y violenta en adolescentes
  • Rabietas y rivalidades entre hermanos
  • Adicciones de un miembro de la familia
  • Desequilibrios en la estructura familiar
  • Falta de límites
  • Resolución de conflictos de convivencia

El terapeuta estudia el comportamiento de cada miembro y las interacciones que existen entre todos los miembros familiares, así como la visión particular del problema, desde el punto de vista de cada uno de los miembros. El terapeuta pasa a conocer las diferentes características de la familia:

  • Desarrollo de las interacciones y comunicaciones.
  • Quién habla primero
  • Quién habla mas
  • Cuál es el grado de claridad en los mensajes
  • Quién quita la palabra a quien…
  • Grado de aglutinamiento familiar
  • Reglas familiares
  • Lealtad familiar
  • Mito familiar
  • Alianzas, coaliciones y triangulaciones

En los problemas, que se afrontan con terapia familiar, es un miembro el que presenta una serie de síntomas o problemas (fracaso escolar, desobediencia… ), pero todos los miembros de la familia lo sufren,  y todos pueden ayudar al cambio. Se evita juzgar a los miembros (con problemas o no) y se trabaja el enfoque positivo, es decir, se buscan los puntos fuertes de la familia que pueden ayudar a la resolución de la problemática. El terapeuta aporta una visión mas global del problema y motiva un cambio en el que todos los miembros se sienten ganadores.

Con toda la información acerca del comportamiento de la familia, y viéndola como un todo, de forma sistémica, el terapeuta introduce cambios en la dinámica habitual, de tal fomar que se establezcan, en el grupo familiar, nuevas estructuras de relación que acaben por dar un cambio en la familia, que solucione el problema y haga sentirse activos y responsables del logro a todos los miembros. 

terapia-parejaPara la mayor parte de las personas la relación de pareja es la relación de la que más esperamos. Esperamos que nos haga feliz, que nos comprenda, que llene nuestra sensación de vacío, que nos aporte estabilidad. 

En ocasiones, esta expectativa se ve frustrada pasado un tiempo, apareciendo una sensación de incomunicación, de incomprensión, de desinterés, de rutina. 

Todas las personas vamos evolucionando durante toda nuestra vida.Es por ello que, cualquier relación de pareja, también evoluciona. Pueden cambian las expectativas, las circunstancias de la vida, se incrementan las responsabilidades, etc.. Pero estos cambios no siempre se dan a la vez en cada uno de los miembros de la pareja, y se pueden producir crisis, sensación de agotamiento, e incomprensión, que se traducen en una comunicación menos fluida y un deterioro de la relación que va aumentando con el tiempo sino se hace nada por solucionarlo. 

Es importante que sepas que un momento de crisis puede generar una oportunidad de  cambio muy constructivo, y no el fin de la relación.

Los problemas que suelen tratarse en terapia de pareja son:

  • Problemas de comunicación. Hostilidad, violencia verbal, falta de expresión de necesidades.
  • Celos. 
  • Rutina, monotonía en la relación. 
  • Problemas de convivencia. 
  • Discrepancia en la educación de los hijos. 
  • Dependencia emocional. 
  • Manejo del tiempo libre. 
  • Falta de deseo sexual y otros problemas sexuales.

En Corporal-Mente queremos ayudar a las parejas a resolver los problemas que os impiden disfrutar de la relación de pareja. Para ello, estableceremos un entorno amigable, sereno y de escucha, para así favorecer el desarrollo de:

  • Mejora de la comunicación mediante la escucha, mediación y atención.
  • Identificación de los patrones de comportamiento que desencadenan los conflictos. 
  • Introducción de estrategias constructivas a la hora de resolver las situaciones problemáticas. 
  • Resolución de conflictos de convivencia.

Cuando en un niño o adolescente vemos que los malos comportamientos suceden durante varios meses, posiblemente, tenemos algún trastorno o problema, y debemos de poner remedio y solucionarolo Los problemas psicológicos en estas edades son difíciles de detectar. 

¿Cuándo podemos sospechar que un niño o adolescente tiene un problema? 
Pues cuando actúa de manera anormal sin motivo, muestra comportamientos y sentimientos tristes, rebeldes o alterados. 
En niños pequeños los indicios que suelen manifestarse son: una reducción del rendimiento escolar, falta de sueño, hiperactividad, rabietas, o falta de participación en actividades escolares o familiares. 
En adolescentes, además de lo anterior, también se puede dar el abuso de sustancias, cambios en el apetito, depresión, mentiras, robos, etc. 
No obstante, son muchos los síntomas y cada persona los puede experimentar de una manera distinta. 
A veces no vemos o no hay indicios. En estos casos, sobretodo, deberíamos de acudir a una terapia de niños o adolescentes en la que los profesionales valoren los trastornos y traten de ofrecer soluciones. 

La psicoterapia contiene un amplio conjunto de técnicas y métodos que se usan para poder ayudar a niños y adolescentes que experimentan dificultades en sus emociones y comportamiento. Hay distintos tipos de psicoterapia, y su uso depende de las características del niño o adolescente. si bien todos se sirven de la comunicación para lograr cambios, les ayudan a resolver conflictos con otras personas, a entender emociones y problemas, a reducir los síntomas y mejorar su calidad de vida. Los objetivos de la terapia pueden ser muchos. Lo más demandados son:

  • Lograr cambios en el comportamiento.
  • Mejorar las relaciones familiares con amigos. 
  • Aumentar autoestima. 
  • Disminuir la ansiedad. 
  • Favorecer que asuman una mayor responsabilidad.


Así mismo, los problemas psicológicos más habituales en estas edades son: 

  • Desobediencia y falta de límites. 
  • Problemas de ansiedad: fobias infantiles, problemas de separación de los padres... 
  • Hiperactividad.
  • Agresividad. 
  • Depresión. 
  • Anorexia nerviosa. 
  • Acoso escolar. 
  • Pesadillas. 

En este tipo de terapias, es muy beneficioso contar con la participación de los padres e incluso de los hermanos, ya que, además de estar informados, deben ser miembros activos en la terapia. La familia es un núcleo fundamental del niño, y ella puede ayudar al niño/adolescente, a enfrentar sus dificultades. En muchas ocasiones las terapias de niños y adolescentes se convierten, tras las primeras sesiones, en terapias familiares. 

El día a día, ciertos momentos en la vida de cada uno de nosotros, pueden llevarnos a sufrir alguno de los siguientes problemas:

  • Baja autoestima.
  • Problemas de estado de ánimo: baja motivación y apatía, depresión, duelo, etc…
  • Dificultad en las relaciones sociales, timidez y mejora de las habilidades de comunicación
  • Ansiedad y estrés
  • Fobias, obsesiones, angustia
  • Problemas laborales:  problemas de relación, manejo de estrés o acoso laboral
  • Manejo de la ira
  • Maltrato familiar y violencia de género
  • Adicciones: tabaco, alcohol y/o sustancias o juego
  • Trastornos del sueño
  • Problemas de alimentación
  • Trastornos de personalidad

A veces es necesario ayuda en la toma de decisiones vitales, tanto en el terrero personal como en el terreno profesional, por ello también puedes tener:

  • Ayuda en la toma de decisiones.
  • Establecimiento de nuevas formas más óptimas de gestión del tiempo
  • Etc.

El día a día, ciertos momentos en la vida de cada uno de nosotros, pueden llevarnos a sufrir alguno de los siguientes problemas:

  • Baja autoestima.
  • Problemas de estado de ánimo: baja motivación y apatía, depresión, duelo, etc…
  • Dificultad en las relaciones sociales, timidez y mejora de las habilidades de comunicación
  • Ansiedad y estrés
  • Fobias, obsesiones, angustia
  • Problemas laborales:  problemas de relación, manejo de estrés o acoso laboral
  • Manejo de la ira
  • Maltrato familiar y violencia de género
  • Adicciones: tabaco, alcohol y/o sustancias o juego
  • Trastornos del sueño
  • Problemas de alimentación
  • Trastornos de personalidad

A veces es necesario ayuda en la toma de decisiones vitales, tanto en el terrero personal como en el terreno profesional, por ello también puedes tener:

  • Ayuda en la toma de decisiones.
  • Establecimiento de nuevas formas más óptimas de gestión del tiempo
  • Etc.

Utilizamos cookies propias o de terceros para analizar y optimizar la navegación en nuestro sitio web así como para publicidad comportamental. Si sigues navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies. Para obtener más información o cambiar la configuración, lee nuestra Política de Cookies. Pulsa aquí para ir al texto legal